comoyomimeconmigo

¿Qué tal estás?

Estoy harta, cansada, me da mucha pereza, de verdad… y hoy tenía que sacarlo.

Queridas personas optimistas que preguntáis qué tal estás, y después de contároslo, vuestra respuesta siempre es un : “tranquila! Todo se solucionará”, “ya pasará”, “pero has probado a hacer Deporte?, el yoga es muy bueno” … mirad de verdad os imagino con las puños en jarras mirando al horizonte cuál súper héroes, como si me estuvierais dando la solución a todos los problemas… y lo siento mucho… pero no suele funcionar, es más, ¡irrita!

Que ¡muchas gracias! ¡Pero qué no! Que no se tiene por qué solucionar, y menos porque lo digáis vosotros y cómo lo digáis vosotros.

Hay personas que con toda su buena intención o ignorancia… cuando se les dicen palabras como, secuelas, crónicas, limitaciones, dolor, etc… deben de entender… tirita y catarro, o algo así. O lo que pasa es que le da mal rollo, o pereza que la mayoría de las veces la respuesta sea la misma, y con sus frases positivas vacías consiguen cortar la conversación rápido, y que se acabe pronto.

Realmente lo ponen difícil porque… qué les dices. Les dices… ¿que las cosas no son así? Porque es que encima… ¡ENCIMA! te recriminan tu actitud. Qué haces… Les das la razón como a los tontos… pues hombre, es que los dolores los tienes tú y un “sí pa que me dejes” y no discutir, te deja el cuerpo cortado…pidiendo un “a tomar por culo” o que te pongas en tu sitio, y que no dejes que nadie te diga cuánto te duele o te deja de doler.

Tal vez… deberíais escuchar más con las orejas o leer más con los ojos… y poner atención a lo que os están contando. Que parece que ya tenéis la respuesta que vais a dar antes de que se os explique nada… la verdad es que hacéis que uno se sienta mal por ser borde en las respuestas, y claro… ahí llega el conocidísimo… “te veo muy a la defensiva”.

Pues mira oye, lo mismo sí. No tenéis ni idea de cómo estoy o he estado y cómo me encuentro. No digáis que “esto no es nada” que “ya verás como pasa” y “que esto está chupao”… Eso es de ser muy cuñado, de no tener ni idea y de gastar una empatía e inteligencia emocional nivel: ameba.

No tenéis que ser los Reyes del coatching barato, ni del caro tampoco, ni quitar importancia a lo que os cuenten, ni usar coletillas típicas de Mr. Wonderfull… (qué cuánto daño ha hecho, por cierto …). A veces las personas que sufrimos dolor, solo necesitamos que nos escuchen y nos acompañen en nuestras limitaciones. Que nos alienten pero que no nos digan qué tenemos que hacer.

Así que… Queridos… sí de verdad os importa alguien, preguntadle qué tal está y haced el esfuerzo real de escucharle… si no lo vais a hacer… no preguntéis, yo desde luego, prefiero la sinceridad del que desaparece demostrando qué tipo de persona es… a pesar de que ya sabéis, que el “mucho te quiero perrito pero pan poquito” no mola. Pero al menos esas personas nunca te irritarán por opinar sin tener idea.

Si no se está dispuesto a escuchar al otro, lo siento caris, pero sólo preguntáis por quedar bien, y no es necesario, repito, ¡NO ES NECESARIO! El interés, el cariño, y la confianza se nota… MUCHO.

Comoyomimeconmigo 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s