comoyomimeconmigo

Estoy en Proceso:

De empezar una nueva vida.

De sonreír más. Mucho más. Hasta cuando esté triste.

De sentirme bien conmigo misma.

De estar in love con quién soy, con mis fallos y virtudes.

De cerrar los ojos y volver a volar con mi imaginación.

De sentir sin miedo.

De saltar por el balcón de mi zona de confort.

De respirar en una bolsa si es necesario, cuando tenga que dar el siguiente paso.

De mejorar mi inglés.

De ponerme más en forma para mitigar los dolores crónicos de mi enfermedad

De encontrar un trabajo, de volver a la vida laboral, que después de 2 años da vértigo.

De volver a tener una casa de la cuál nadie podrá echarme el día de mañana. Una casa mía, de nadie más.

De aceptar que muchas veces las formas que tienen los demás de intentar ayudarte no son las que tú esperas, ni las que quieres, pero que cada uno es como es y que mientras se haga con buena intención hay que aceptarlos.

De asumir qué tal vez la soledad puede convertirse en un estado civil.

De relajarme y conseguir que todo me afecte algo menos, no tomarme las cosas como algo personal.

De dormir.

De dormir mucho.

De seguir cuidando de los míos, aunque a veces, los míos, ya no estén.

De dormir más.

De encontrar una forma de inspiración para seguir escribiendo como forma de terapia. Hay que vaciar mucho todavía.

De encontrar ilusiones nuevas.

De aceptar que la mujer en la que me he convertido no tiene porque gustar a todo el mundo. Eso sí, a mi me tiene que encantar.

De hacer alguna locura, de poder viajar, de darme algún capricho.

De volver a sentirme libre.

De no conformarme con lo que tengo y querer más.

De aún así, sentirme agradecida por todo lo que tengo, aunque luche siempre por mejorar.

De seguir siendo responsable, de protegerme y protegernos del COVID-19.

De sentirme orgullosa, de empatizar, de sufrir, por aquellos que se juegan el pellejo cada día cuidándonos, aquellos que han perdido su vida y sus familias para estar en los hospitales cuidando de todos nosotros.

De que mi corazón siga latiendo y llorando o sonriendo con cada historia conocida por la pandemia. No podemos normalizar lo que ocurre. Es nuestra responsabilidad que esto pare.

De que algún día el corazón, en el sentido romántico, quiera volver a sentir algo… de momento como diría Sabina… “está cerrado por derribo”.

¿Cuál es tu proceso ahora mismo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s